MANTRA
Un escáner PET muestra aumento del flujo sanguíneo en áreas activas del hemisferio izquierdo. Esto permite a los investigadores relacionar ciertas regiones involu-cradas en distintos aspectos del procesamiento del len-guaje. Escuchar palabras activa el córtex auditivo y el área de Wernicke, cercana a la unión de los lóbulos temporal y parietal. Leer en silencio conecta con la cor-teza visual del lóbulo occipital y el área asociativa para la memoria visual, que se extiende a la parte inferior del lóbulo temporal. Hablar activa una región de la cor-teza motora y el área de Broca, y pensar palabras se relaciona con el área de asociación límbica, responsable del pensamiento, aprendizaje, percepción y emoción.

“La Vida Secreta del Cerebro”. Dr. Richard Restak

Esta pagina ha sido traducida al castellano y esta aqui para ustedes gracias a la desintereseada y amorosa cooperacion de la Doctora Zulema Higueras, un ser de trabajo ininterrumpido hacia el bienestar de los demas.

El efecto de un Mantra: Durante miles de años, los yoguis han enseñado el valor de los mantras para estabilizar y despejar la mente, lo que conduce a un mayor despertar espiritual. La neurociencia moderna también está empezando a descubrir la relación que existe entre el funcionamiento mental y la forma en que se usan las palabras.
Formas de usar las palabras o un Mantra: Las imágenes muestran aumento de flujo sanguíneo (lo que implica aumento de actividad) en varias partes del cerebro, dependiendo de si una persona está oyendo, viendo, hablando o pensando. Respecto a pensar palabras, el texto señala que “pensar palabras se relaciona con el área de asociación límbica responsable del pensamiento, aprendizaje, percepción y emoción”.

Cultivar un funcionamiento superior: Los yoguis cultivan intencionalmente este funcionamiento superior (buddhi) por medio de la práctica de mantras, meditación y contemplación. Los yoguis no sólo usan mantas (es decir palabras), sino que a menudo recomiendan también enfocar la atención en esta parte anterior del cerebro, a nivel del ajna chakra, el centro al que se ingresa a través del espacio que queda entre las cejas.

“Recordar” el Mantra: La ciencia de la Meditación Yoga prescribe diferentes formas de usar un mantra. Recordar un mantra internamente, silenciosamente, se considera superior y más efectivo que oírlo, leerlo o decirlo en voz alta (Japa y Ajapa-japa). El uso adecuado de un mantra acarrea muchos beneficios, relacionados a afrontar maneras de pensar, la capacidad de aprendizaje, formas de percepción, y el uso positivo de las emociones (los cuatro puntos mencionados por el Dr. Restak en el texto anterior). En conjunto, estos beneficios preparan el terreno para las prácticas de meditación, contemplación y oración más profundas.

Los Mantras son universales: Al reflexionar sobre la relación entre un mantra y la fisiología del cerebro, es importante recordar que los mantras son una práctica usada no sólo por las tradiciones orientales. El uso de un mantra, de una palabra, de una oración compacta o de afirmaciones es algo recomendado prácticamente por todas las religiones y tradiciones meditativas, aunque puedan ser descritos y usados de maneras distintas.





Aum Bhur Bhuva Svah
Tat Savitur Varenyam
Bhargo Devasya Dhimahi
Dhiyo Yo Naha Prachodayat

En la Realidad absoluta y en sus niveles,
en esa luz espiritual excelsa
meditamos, en aquello que remueve los obstáculos,
que puede inspirarnos e iluminarnos. 




AUM / OM: La realidad absoluta. Su símbolo y sonido.

Bhur: Plano físico, la tierra.
Bhuva: Plano sutil o astral.
Svah: Plano celestial, superior.
------------------------------
Tat: Eso, la esencia esencial.
Savitur: Brillante, luminoso como el sol, poder interno de luz espiritual, que nos lleva a la Auto-realización.
Varenyam: Lo excelente, lo mejor, lo más importante, lo más óptimo a ser buscado.
------------------------------
Bhargo: Destructor de obstáculos. Refulgente.
Devasya: Divino, resplandeciente, brillante.
Dhimahi: Meditamos
------------------------------
Dhiyo: Nuestro ser inteligente, intelecto, entendimiento, mente/corazón.
Yo: Quién, lo cual.
Naha: Nuestro.
Prachodayat: Puede iluminar dirigir, inspirar, guiar, impeler.

Una práctica de 40 días

Contáctate con nosotros si quieres participar en la recitación los 40 días. Únete al grupo

Tanto en Oriente como Occidente y desde la antigüedad, un período de 40 días se ha reconocido siempre como auspicioso. Una manera tradicional de realizar una práctica mántrica ampliada consiste en determinar un número dado de repeticiones diarias, y hacer eso durante 40 días. A la mente le parece mejor empezar y finalizar las prácticas, tener la sensación de algo terminado, como ocurre en una práctica de 40 días (o más).

1.- Cada sesión práctica se realiza en un tiempo dado: Para la mente, es cómodo saber que hará la práctica en una cantidad predecible de tiempo (por ejemplo 18 minutos, que corresponden a una vuelta o ronda)

2.- Hacer el mismo número de vueltas: A la mente le gusta conocer cuántas rondas hará cada día. Aunque inicialmente se puede resistir, una vez comenzada la práctica, la mente prefiere el hábito. Por tanto, elige si harás 1, 2, 3 o 4 vueltas.

3.- Un número específico de días: La mente desea saber cuánto tiempo -días o meses- le tomará terminar la práctica. Esto puede ser muy útil a la hora de aquietar una mente ruidosa, que es una queja frecuente.

Se dice que la disciplina conlleva libertad; elegir una práctica regular libera a la mente de estar dudando qué práctica realizará ese día. También es importante no hacer la práctica como repetición de memoria sino con sentimiento y consciencia.

Un  mala es una especie de rosario que consta de 108 cuentas. Sólo 100 se toman en cuenta, las otras 8 se consideran una ofrenda a la divinidad.
108 repeticiones (18 minutos) equivalen a una vuelta de un mala.

Puedes elegir  recitar el mantra, escuchar el mantra en un CD, alternar o hacer ambas cosas al mismo tiempo. O bien, variar de vez en cuando.
Con el tiempo, y probablemente no aún con esta práctica, sucederá que el mantra finalmente llegará a tu cerebro de manera natural. Será la “idea” de las palabras. Es un proceso natural. Y la respiración también se irá coordinando espontáneamente. Sólo hay que darle tiempo.

Hacer la práctica los 40 días, te permitirá decidir por ti mismo si te fue o no beneficiosa.

Lo anterior son extractos de artículos del sitio web de Swami Jnaneshvara Bharati (www.swamij.com). El material de Swami “J” ayuda a personas de todo el mundo a entender más claramente lo que están aprendiendo con otros maestros, grupos o tradiciones.

Himalayan Yoga and
Meditation Society
Casa de MEDITACION

La Tradicion de los Maestros de los Himalayas